La cooperación internacional

12Dic09

En general, la internacionalización de la empresa es el conjunto de actividades que la empresa desarrolla fuera de los mercados que constituyen su entorno geográfico natural. El grado de internacionalización de una empresa se determina en función de la proporción de actividades que desarrolla en el exterior.

La cooperación entre empresas de diversos países constituye una de las tendencias más acusadas de nuestros tiempos, y se ve reforzada por las políticas que con tal fin se desarrollan desde la Unión Europea. Este tipo de cooperación no es en sí distinto de los anteriores. La transnacionalidad de la cooperación es un aspecto que puede encajar en cualquiera de los tipos de cooperación ya citados.

Hay que partir de la base que la internacionalización no tiene por qué ser patrimonio exclusivo de las grandes compañías. Las PYMEs son perfectamente capaces de introducirse en el mercado internacional, pudiendo de esta manera:

  • Introducirse en los mercados de los países de las empresas que participen en los acuerdos.
  • Compartir información y experiencias con empresas situadas en zonas con un entorno similar al de la propia empresa.
  • Acceder a nuevas fuentes de provisión en el extranjero o incluso obtener rebajas de los proveedores extranjeros habituales si éstos actúan también con la empresa cooperante.

En algún momento en la vida de toda empresa se hace difícil seguir creciendo en el mercado nacional, puesto que todos los mercados llegan a un punto de saturación. Ante esta situación, las empresas suelen adoptar una de estas grandes opciones:

  • Mantenerse dentro de su país, entrando en otros terrenos (mediante la diversificación de productos, la integración vertical, etc.).
  • Mantenerse en su línea de producción, pero ampliando su mercado a otros lugares geográficos (a través de la internacionalización de las actividades).

Si la empresa decide optar por situarse en mercados exteriores, el resultado, en general, será que ésta crezca y refuerce su posición competitiva al incrementar su volumen. Sin embargo, la falta de conocimiento de los mercados externos por parte de la empresa y la falta de experiencia en una operación de este tipo, provocan que exista gran incertidumbre sobre los resultados, con lo cual el riesgo asociado a este tipo de decisión es muy alto.

Existen muchas razones para la internacionalización. Resumiendo las más importantes, podemos decir que son las que siguen:

  1. Seguir creciendo en su sector, dado que el mercado interno se ha quedado pequeño.
  2. Aprovechar la capacidad ociosa de fabricación.
  3. Exportar, porque el mercado externo es el mercado natural por escasez de estos productos.
  4. Diversificar el riesgo de operar en un solo mercado.
  5. Ganar prestigio en el mercado interno.
  6. Compensar una crisis en el mercado interno.
  7. Acceder a un mercado más grande (mayor volumen) y así poder competir en un sector donde otras firmas obtienen economías de escala a nivel mundial.
  8. Ganar competitividad al luchar con competidores más eficientes.
  9. Por la dura competencia en el mercado interno o como reacción ante el ataque de un competidor internacional que amenaza su posición.
  10. Porque el mercado internacional es más rentable (en éste el producto se aprecia y se paga más).


No Responses Yet to “La cooperación internacional”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: